Qué es el SEAM

Conoce más sobre nuestro servicio

Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores

El Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores (SEAM) es un servicio gratuito de ámbito nacional, gestionado por la Fundación HelpAge España, cuyo objetivo principal es ofrecer información y atención a personas mayores ante situaciones de discriminación por razón de edad.

A través del SEAM se ofrece información y acompañamiento a las personas mayores sobre sus derechos, se les orienta y se derivan sus peticiones de ayuda a las instituciones responsables de protección y garantía de sus derechos.

Este servicio está destinado principalmente a personas mayores, pero también pueden acceder a él personas que quieran tener información sobre servicios y recursos para personas mayores, así como aquellas que necesiten orientación ante una posible vulneración de derechos de una persona mayor y profesionales que trabajen, de forma directa o indirecta, con personas mayores.

Si necesitas hacer una consulta puedes plantearla, dentro de las siguientes formas en la que te resulte más sencilla:

Conoce tus derechos, ejerce tus derechos

Según la Organización Mundial de la Salud, la mitad de la población del mundo tiene actitudes discriminatorias hacia las personas mayores.

Vivimos en una sociedad edadista y, por tanto, las personas mayores se ven discriminadas en todas las esferas de la vida: en la salud, en el empleo, en el acceso a bienes y servicios, en la participación social, en la familia, etc.

Sin embargo, aún se trata de un problema desconocido para la mayoría de la población y, en muchas ocasiones, los gestos o actitudes edadistas están normalizados y aceptados. Aprender a identificar este tipo de discriminación es clave para poder abordarla.

De hecho, muchas de ellas no están concienciadas para detectar y actuar frente a situaciones de vulneración de derechos.

Por eso, el SEAM tiene como objetivo mejorar el conocimiento general sobre los derechos de las personas mayores y promover su empoderamiento para que conozcan y reclamen sus derechos.

A continuación, de manera orientativa, presentamos algunos ejemplos de situaciones de discriminación que sufren las personas mayores de forma cotidiana y que podrían ser planteadas al SEAM

El uso de sujeciones físicas o farmacológicas para impedir que las personas mayores se muevan por el temor a que puedan resbalarse o caerse vulnera los derechos humanos de las personas mayores y su uso es ilícito. Sólo pueden practicarse de manera excepcional cuando estén prescritas por un médico ante un peligro inminente. La reciente instrucción de la Fiscalía de febrero de 2022 advierte de que la utilización no admitida de las sujeciones pueden conllevar sanciones administrativas o penales.

La Ley favorece la libertad de testar, con ciertas restricciones dado que ciertos familiares tienen derecho a recibir una parte de los bienes. Concretamente los llamados legitimarios respecto de las legítimas. No obstante, se puede disponer libremente del tercio de mejora y del tercio de libre disposición. Ambos tercios permitirán considerar en mejor grado a aquellos hijos (o, en su caso, descendientes) que han atendido el tema de los cuidados de las personas mayores dentro de la familia. Se recomienda consultar a un/a abogado/a o notario/a para otorgar el testamento y evitar que se declare nulo posteriormente. Si no se disponen de recursos para contratarlos, puede solicitar el beneficio de justicia gratuita.

Las llamadas de spam son las realizadas a teléfonos fijo o móvil con fines comerciales, sin autorización previa y en reiteradas ocasiones. La Ley indica que las denominadas “prácticas agresivas” (acoso) son ilegales.

Cuando una empresa llama a un teléfono para ofrecer un producto o un servicio, al inicio de la conversación está obligada a informar de su identidad y de la finalidad comercial de la llamada. Además, estas llamadas están prohibidas antes de las 9 horas o más tarde de las 21 horas, así como en festivos o fines de semana.

Se debe expresar de forma clara que no se desea recibir información de la compañía ni adquirir ningún producto o servicio y se debe rechazar expresamente las ofertas de regalos. Se recomienda no facilitar datos personales cuando se produce una llamada de este tipo.

Si pese a la negativa, persisten las llamadas (acoso), se puede realizar alguna de las siguientes acciones:

  • Presentar denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos y/o ante el Servicio de Consumo del Municipio o de la Comunidad Autónoma.
  • Ponerse en contacto con alguna organización de consumidores.
  • Registrarse en la Lista Robinson (www.listarobinson.es).

 

También se puede bloquear el número en el móvil accediendo al historial de llamadas, seleccionando el número y pulsando en bloquear o marcar como Spam.

La Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica (Ley 41/2002) señala que “los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma”.

Ello implica que se tiene derecho a recibir información accesible, comprensible acerca de cuestiones que influyan en su vida como el ingreso en una residencia, etc; que no se oculte información sobre su salud y diagnóstico, se debe conocer la situación para poder participar en la toma de decisiones.

De la misma forma, existe el derecho a no ser informada (no querer saber). Sin embargo, a menudo la información se da solo al acompañante, o se infantiliza a la persona mayor para que no se preocupe.

Teniendo en cuenta lo anterior, la persona mayor sí tiene derecho a recibir toda la información relativa a su salud.

Antes de participar en una prueba diagnóstica o intervención la persona mayor debe haber sido informada de los riesgos o complicaciones que puedan surgir, y, como el resto de los pacientes, debe firmar un consentimiento informado.

Es recomendable leer el documento, entenderlo, o pedir información adicional si se precisa. Si no se entiende alguna información, se puede volver a preguntar.

¿Tienes alguna duda sobre nuestro servicio?

Consulta la sección de Preguntas frecuentes o ponte en contacto con el SEAM.

El Servicio de Atención a Personas Mayores (SEAM) cuenta con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, a través de la subvención al tercer sector de acción social con cargo al 0,7 del IRPF y de la subvención del IMSERSO en el área de atención a personas mayores. La prestación del servicio es responsabilidad única y exclusiva de la Fundación HelpAge International España. En ningún caso, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 o el Imserso serán responsables del desarrollo del servicio

Comunicado importante

Esta última semana, varias personas nos han llamado al teléfono del SEAM: 900 22 22 22, indicándonos que han recibido una llamada desde este número.

Se trata de personas que nunca han sido usuarias de nuestro servicio. Es por ello por lo que desde hace días nos encontramos resolviendo esta incidencia con nuestro proveedor del servicio telefónico ya que se podría tratar de una suplantación de nuestro teléfono.

Por ello, advertimos de que, si recibe una llamada del 900 22 22 22 y no ha sido usuario de nuestro servicio, no responda.

En cuanto nos informen de que la incidencia se ha resuelto, lo indicaremos.

Sentimos las posibles molestias que esto haya podido ocasionar.

Atentamente: Equipo SEAM.